¿La seguridad en la nube es necesaria?

Uno de los aspectos en los que más han hecho énfasis los proveedores de servicios en la nube es sin duda el de la seguridad. La seguridad en la nube abarca varios controles, normas, tecnologías y procedimientos que se utilizan para proteger los datos, las aplicaciones y la infraestructura en la nube. Sin embargo, a pesar de la seguridad de estos sistemas, los datos, aplicaciones y servicios que se implantan en ellos siguen siendo un objetivo muy interesante para los atacantes

Por esto, la seguridad es un esfuerzo conjunto en el que tanto el cliente como el proveedor tienen responsabilidades. Es imperativo seguir innovando en los controles y equipos de seguridad, incrementando sustancial y progresivamente los controles y elaborando campañas de educación sobre seguridad a los usuarios ya que, a medida que nuestros dispositivos se han vuelto más “inteligentes” y conectados, los riesgos de seguridad se multiplican.

Aunque la seguridad en la nube ha tenido una mejora significativa en los últimos dos años, hemos sabido de ataques cibernéticos devastadores en industrias y organizaciones. Sin embargo, a pesar de los rumores sobre los riesgos de seguridad que conlleva almacenar información en la nube, el volumen de datos que se depositan en ella va aumentando continuamente, pues se suele recurrir a estos sistemas con bastante frecuencia.

Por un lado, los particulares los utilizan por la comodidad que supone poder acceder a todos datos guardados desde cualquier lugar e incluso crean copias de seguridad de sus discos duros y las guardan en estos sistemas online. Por otro lado, las empresas encuentran en la nube una herramienta de gran ayuda para poder mantener una mejor conexión entre los diferentes empleados y de este modo aumentar la eficiencia de los procesos de trabajo.

El crecimiento en la adopción de nube tanto en las empresas como en nuestros hogares, debe hacernos reflexionar y prever que los atacantes tendrán nuevas oportunidades de acción ya que se evidencia una gran superficie tecnológica en la nube que esta lista para ser atacada.

Ahora bien, ¿cuáles son exactamente los peligros que debilitan la seguridad?

En primer lugar, tenemos a los “Ladrones de datos”: un foco de peligro lo representan aquellas personas que buscan usar estos datos con fines económicos o para hacer carrera. No solo los datos bancarios son de su interés, sino todos aquellos relacionados con las personas a las que pertenecen. Por ejemplo, el espionaje industrial.

Otro peligro son los Hackers que ponen a prueba sus habilidades para poder atravesar los sistemas de seguridad de empresas o instituciones públicas. Algunos informan a los administradores sobre los fallos de seguridad encontrados, pero otros pueden tener intenciones criminales.

Además, los Órganos estatales constituyen un peligro a seguridad en la nube porque la mayor parte de los servicios secretos pueden acceder a la información privada de los ciudadanos. Otros organismos también pueden tener acceso en caso sospechoso mediante una orden judicial.

Los Proveedores de servicios en la nube también integra este grupo de peligros, debido a que muchas de las grandes empresas de TI como Google o Apple basan su poder de mercado en el procesamiento de los datos de usuario. A través de unas condiciones de uso poco claras estas empresas se aseguran una cierta libertad de movimiento para extraer datos favoreciendo sus propios fines.

Personas del entorno interno de la empresa: también los empleados o antiguos empleados de una empresa suponen un riesgo potencial para la seguridad, pues pueden abusar de los conocimientos adquiridos para acceder a la información en la nube y hacer chantaje con ellos, lo que obliga especialmente a las grandes empresas a cuidar con gran cautela su identidad, así como los derechos de gestión de la nube.

Tomando en cuenta lo expresado anteriormente, nos permitimos dar los siguientes consejos para seguridad que no te puedes perder:

  1. Establecer Contraseñas: Nuestra primera línea de defensa para evitar ataques maliciosos a través de Internet son las contraseñas pero lamentablemente la mayoría de las personas pierde ni dos minutos de su tiempo en crear una contraseña segura.
  2. Encriptar los datos: La encriptación se define como el procedimiento por el cual uno o varios archivos o datos, son protegidos mediante un algoritmo que desordena sus componentes, haciendo que no sea posible abrirlos o decodificarlos si no se tiene la llave.
  3. Limitar y clasificar la información: Selecciona qué contenido subir o no. Ten cuidado con el contenido que subas a la nube, ya que tu información estará almacenada en un servidor y no en tu computador. No guardes datos como claves. Es importante clasificar la información que manejamos y separar aquellos archivos con información más delicada y no alojarlos en la nube. Con esto, nos ahorraríamos muchos problemas en caso de un ataque o fugas de la información. Debemos tener en cuenta que no es lo mismo exponer una información que otra.
  4. Revisa la configuración de los servicios en la nube: Ya que estamos hablando de tu seguridad informática, no es conveniente aceptar las condiciones de privacidad sin antes leerlas. Al oprimir el botón Aceptarestás afirmando que estás de acuerdo con todo lo planteado por la empresa que presta el servicio, aun y si eso te pone en riesgo. Debemos poner atención cuando aceptamos las condiciones de uso de un determinado programa o aplicación. Casi todos vamos directamente a la última página y pulsamos en el botón de aceptar con «los ojos cerrados».
  5. Poseer un adecuado sistema de seguridad: Podemos evitar el riesgo de tener malware en los dispositivos que pueden sustraernos información mediante un buen software antivirus que debemos actualizar regularmente. Utilizar un software específico conforme a nuestras necesidades y conservarlo actualizado en todos nuestros dispositivos es una condición básica para impedir cualquier brecha de seguridad.
  6. Restringiendo el acceso mediante la dirección IP: Así solo podrán acceder a la nube aquellas personas que utilicen una IP determinada, evitando accesos no deseados.
  7. Mediante autentificación multi-factor: Es decir, utilizando más de un sistema de verificación para acceder. Esto puede ser, resolver un captcha o incluso utilizar contraseñas biométricas

8. Una conexión de Wifi segura, por lo tanto, para garantizar que tu información está protegida, revisa tus conexiones y tus dispositivos.

Hemos comenzado a interconectar sistemas, aplicaciones, cosas… y lo hemos llamado el internet de las cosas (IoT) que no es más que “la interconexión a través de Internet de dispositivos informáticos integrados en objetos cotidianos, lo que les permite enviar y recibir datos”. En otras palabras, IoT conecta tus dispositivos a Internet, o a otros aparatos, para que puedan tener acceso a la red y realizar nuevas funciones, como por ejemplo controlar elementos inteligentes de forma remota, y recibir alertas y actualizaciones de estado. Se refiere a los miles de millones de dispositivos físicos en todo el mundo que ahora están conectados a Internet, recolectando y compartiendo datos.

Esto nos empodera como usuarios, ya que con pocos clicks activamos servicios o aplicaciones de nube en nuestros dispositivos y redes informáticas, pero con un gran poder viene una gran responsabilidad, las herramientas de TI con la que contamos hoy son increíblemente poderosas, altamente dinámicas y peligrosamente eficientes, nos permiten hacer lo que solía llevar semanas en poco tiempo, como también, destruirlos.

Protege la información de tu empresa con nuestras soluciones en seguridad informática

Contáctenos

Somos especialistas en diseño de soluciones en TI

Deja tu mensaje
Te responderemos en menos de 24h!

Consultas por Whatsapp
Enviar por WhatsApp

Suscríbete a nuestro boletín informativo de Transformación Digital

Unéte a nuestra lista de correo para recibir información sobre las nuevas tecnologías del mercado peruano que harán revolucionar tu empresa con la Transformación Digital.

Gracias por suscribirte!