Que la Transformación digital sea un éxito dependerá de la organización de TI, la cual también se ha transformado.

El éxito de la transformación digital depende de una organización de TI que, en sí misma, también se ha transformado y es capaz de responder con rapidez a las necesidades de la empresa.

La TI debe tener una mayor velocidad y realizar sus actividades de forma más segura, además debe convertir los datos en acciones inteligentes a mayor velocidad que la competencia. Para que la TI pueda transformarse con éxito, debe acelerar la obtención de beneficios en una infraestructura híbrida.

Analiza las opciones

El éxito o fracaso se verán marcados en torno al hardware del servidor, así podemos decir que cada servidor, aplicación y solución debe agregar valor inmediato a la organización. Resulta fundamental extraer el máximo valor a esos servidores.

Las empresas transformadas digitalmente deben ser respaldadas por la organización TI, tomando en cuenta el nuevo servidor HPE ProLiant DL385 Gen10 basado en el sistema en un chip (SOC) AMD EPYC™.

Combinar rendimiento, seguridad y coste, desarrolla una plataforma de servidor adaptada a la virtualización y a aplicaciones con uso intensivo de la memoria.

Sevidor HPE ProLiant DL385 Gen10

HPE presenta el servidor HPE ProLiant DL385 Gen10 para la virtualización y para las aplicaciones que consumen mucha energía.

El posicionamiento de este servidor se basa en su capacidad de memoria, su ancho de banda de memoria y su recuento de núcleo extremadamente altos.

Las oportunidades de este servidor se extienden también a otras aplicaciones y cargas de trabajo. Las organizaciones TI deben considerar este servidor para aplicaciones de HPC (High Performance Computing).

Su procesador AMD EPYC con 128 carriles PCIe le permiten a un servidor pueda aprovisionarse rápidamente para poder admitir muchas cargas de trabajo y aplicaciones.

La columna vertebral de este servidor es el sistema en un chip AMD EPYC, el cual entrega más núcleos, más memoria y más E/S que la competencia.

Entonces el AMD ha tomado en cuenta las necesidades del mercado al momento de diseñar el EPYC, ya que le procesador está diseñado a la medida del centro de datos definidos por software.

El sistema en un chip AMD EPYC se encuentra acompañado del procesador iLO 5 de HPE, el cual tiene como misión proteger, gestionar y mantener los servidores.

HPE mantiene su liderazgo en seguridad de firmware, con la raíz de confianza de silicio integrada en este procesador de gestión. Con la integración de iLO 5 en la seguridad basada en silicio de AMD, el servidor de HPE DL385 Gen10 entrega una perfecta seguridad para virtualización de servidores.

Entrega de valor

La presentación de este servidor está marcando el inicio de una nueva era en el ecosistema de la TI. HPE ProLiant DL385 Gen10 logra posicionarse como una tecnología que ofrece agilidad, seguridad y control económico.

  • Agilidad: HPE ProLiant DL385 Gen10 es una plataforma ágil desde varios puntos de vista. Desde el punto de vista técnico HPE cree que este servidor fue diseñado para admitir la virtualización y cargas de trabajo centradas en la memoria. Desde el punto de vista operativo que el diseño habilita un liderazgo en rendimiento de precio para el entorno virtualizado.
  • Seguridad: forma parte de los principios de diseño del portafolio de HPE Gen10. Mediante la integración de la Raíz de confianza de silicio en el chip iLO 5, los servidores Gen 10 poseen una protección arraigada en el hardware. La estrategia inteligente se encuentra en la integración con el procesador de seguridad de AMD. Esta vinculación proporciona una validación de la BIOS en el silicio de iLO 5 y por el procesador seguro de AMD, antes que se permita el arranque del servidor.
  • Control económico: simplificando la adquisición de HPE ProLiant DL385 Gen10, están disponibles una serie de modelos de consumos de TI flexibles. Una de estas opciones es Flexible Capacity de HPE. Con este modelo, los clientes solo pagan por la capacidad informática de consumen.
El mejor rendimiento de virtualización en su categoría

Existe la promesa de que la virtualización va a extraer la máxima utilidad de los servidores, pero tras una década de su introducción, las tasas de utilización de los servidores de entornos virtualizados se mueven en el rango del 30%.

Las razones sobran para esta falta de utilidad y todas parten de la CPU. La falta de equilibrio en el diseño podría conducir a entornos virtualizados que no pueden sacar todo el provecho de los recursos de CPU y memoria disponibles.

La organización de TI sigue esforzándose por predecir la densidad de máquinas virtuales (MV) con modelos no tan óptimos. Usar modelos de «máquina virtual por núcleo» o «memoria de máquina virtual por núcleo» funciona sobre el papel solamente.

Una de las causas principales de infrautilización de servidores en entornos virtualizados es el desequilibrio arquitectónico.

Las herramientas de migración multiplataforma derriban las barreras para la adopción

Los  profesionales de la TI que se encuentran familiarizados con la gestión de entornos virtualizados se negaría a implementar el servidor HPE ProLiant DL385 Gen10 en una granja de virtualización existente.

Cuando hay falta de compatibilidad y migración desde los servidores basados en Intel a los basados en AMD puede convertir este debate en un ejercicio inútil.

Carbotine Move es una tecnología con la que HPE ha sido asociado, con el objetivo de respaldar una migración fluida en entornos virtuales y datos asociados desde una arquitectura Intel x86 a un servidor o clúster HPE ProLiant DL385 Gen10.

La tecnología de Carbotine Move realiza una duplicación inicial de los entornos que se piensan migrar. Ya completado el proceso, el entorno de máquinas virtuales desarrolladas se asignan a un almacén de datos. La máquina virtual original se desconecta y la máquina nueva es operativa. Quienes lo administran tienen flexibilidad para gestionar el proceso, incluyendo la gestión del ancho de banda y programación de migraciones fuera del horario laboral.

Democratización de la gestión de datos

La gestión de datos es la recopilación, almacenamiento, refinamiento y análisis de almacenes de datos que se utilizan para dar impulso a una empresa. Cuando éstos son estructurados, nos referimos a entornos de base de datos estándar que impulsan la línea de negocios para muchas organizaciones.

Con respecto a la gestión de datos desestructurados son utilizadas por las organizaciones precisan un acceso inmediato a información para respaldar las decisiones empresariales.

Las herramientas que más ayudan a impulsar este proceso son Hive, Hadoop, NoSQL, Spark y Presto. Se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Dentro de la plantas de fabricación, los datos son recopilados durante cada paso del proceso de montaje, se refinan y se alimentan con algoritmos ajustables a las velocidades de cintas y el montaje robótico para obtener el mayor rendimiento y eficacia operativa.
  • En los campos petrolíferos, se gestionan los caudales de una forma inteligente, mediante información extraída de las estaciones del bombeo.
  • Por otro lado, las transacciones financieras son decididas por medio de modelos que analizan decenas de puntos de datos y tendencias históricas.

Los datos son la materia prima y la información es la divisa. Cuando se procesa y se refinan los datos para convertirlos en información, da un resultado esencial. A su vez se da impulso al negocio analizando y transformando la información en conocimientos. Con esta capacidad se tiene la clave para ganar en la era de la Transformación digital.

Contáctenos

Somos especialistas en diseño de soluciones en TI

Te guiaremos en el camino a la
Transformación Digital de tu empresa

Consultas por Whatsapp
Enviar por WhatsApp

Suscríbete a nuestro boletín informativo de Transformación Digital

Unéte a nuestra lista de correo para recibir información sobre las nuevas tecnologías del mercado peruano que harán revolucionar tu empresa con la Transformación Digital.

Gracias por suscribirte!